Del 3D al 2D, una apuesta segura en 2021 para los logotipos de marca

Branding - 12 de Enero de 2021

Por definición, lo que está de moda siempre pasará de moda. Por eso, cuando hablamos de marcas y branding hay que ir más allá de las tendencias y pensar con una perspectiva atemporal, aunque teniendo en cuenta lo actual. Ahí está la dificultad. Así, desde hace unos años venimos viendo que muchas marcas se suman a la estrategia de simplificar sus logotipos con el objetivo de hacerlos visualmente más sencillos, atemporales y para lograr que se reproduzcan mejor sobre cualquier soporte o medio, incluido el digital.
Por definición, lo que está de moda siempre pasará de moda. Por eso, cuando hablamos de marcas y branding hay que ir más allá de las tendencias y pensar con una perspectiva atemporal, aunque teniendo en cuenta lo actual. Ahí está la dificultad. Así, desde hace unos años venimos viendo que muchas marcas se suman a la estrategia de simplificar sus logotipos con el objetivo de hacerlos visualmente más sencillos, atemporales y para lograr que se reproduzcan mejor sobre cualquier soporte o medio, incluido el digital.

Ahora, con el inicio de año, se abre una nueva oportunidad para mejorar nuestras marcas, también a nivel de imagen. El diseño de la identidad y estilo visual de una empresa es uno de los retos más complicados, pues es el elemento de identidad cuyo objetivo principal es que sea inmediatamente reconocido y recordado.

Como usuarios, cada día nos exponemos a miles de imágenes y mensajes publicitarios, desde la televisión hasta las redes sociales, pasando por revistas, vallas publicitarias y demás soportes. Esta sobreexposición genera una saturación visual, por ello las marcas deben cuidar hasta el último detalle de su identidad visual.

El poder del minimalismo


Los logos de las empresas siempre han tenido una cierta semejanza en torno a los elementos que los componen. Desde hace un par de años, esta similitud pasa por el minimalismo, la monocromía, los vectores y por dejar a un lado el volumen.

La Real Academia Española define el minimalismo como “la tendencia estética e intelectual que busca la expresión de lo esencial eliminando lo superfluo”. En branding se traslada a la utilización de los mínimos elementos posibles para crear una imagen atractiva que comunique lo máximo posible. La base del diseño 2D es jugar con formas simples, con colores reducidos y planos y tipografías llanas con el objetivo de conseguir una imagen totalmente sobria y uniforme.

Durante este año el minimalismo seguirá siendo una apuesta segura, pues permite una implementación de marca más fácil en cualquier soporte, impreso o digital.

La implementación y el desarrollo de la nueva imagen de marca


Cualquier profesional dedicado al mundo del marketing es consciente de la importancia de un logotipo: comunica cómo es la compañía, sus valores, su forma de ser e incluso su historia.

A la hora de crear un logotipo hay que tener en cuenta muchos factores que pueden afectar a la imagen que perciban los potenciales clientes. Algunos de ellos son:

- La atemporalidad. Como hemos dicho al inicio del post, no debe estar basado en la moda o tendencia del momento. Debe realizarse en base a una perspectiva a largo plazo.

- La tipografía. Muchas empresas crean sus propias tipografías, ya que a veces un buen diseño de la tipografía es suficiente para identificarse y lograr la diferenciación. Ejemplos de una tipografía bien diseñada y reconocible son la tipografía de Correos, Netflix o Google. Si nos vamos a la cultura pop están las fuentes utilizadas en Los Simpson o en la serie de televisión Juego de Tronos. Se deben cuidar también elementos como el interletrado (también llamado kerning) y el interlineado que proporcionarán limpieza y estructura al logo.

- La versatilidad. Como ya hemos mencionado anteriormente, hoy en día encontramos multitud de soportes en los que nuestra marca puede verse aplicada, desde algo tan pequeño como un reloj inteligente, hasta lonas publicitarias que cubren un edificio entero. Por ello, es de suma importancia que las empresas tengan distintas versiones del logotipo y que este tenga la capacidad de adaptarse a cualquier formato.

Pero más allá de un diseño estratégico y creativo, es de suma importancia la correcta implementación de un logotipo para conseguir comunicar de manera eficiente los significados y valores de la marca. El simple paso de la tridimensionalidad a la bidimensionalidad no es suficiente para construir una marca de éxito, pues es indispensable la cooperación de todos los departamentos con responsabilidad en su aplicación para implementar la marca de manera homogénea y consistente. Y para ello, contar con la cultura de empresa, el equipo y las herramientas necesarias es indispensable. De eso ya hemos hablado, por ejemplo, usando el ejemplo de cómo lo hizo Volkswagen. 

Autor:
Irene Palomino
Departamento de Marketing
Share
linkedin
twitter
facebook

Comentarios

Únete a la conversación

He leído y acepto las Condiciones de Uso y Política de privacidad de esta página web

Acepto recibir contenidos y novedades

Enviar comentario
Gracias por tu comentario.

Tu comentario se publicará en cuanto sea revisado.

¿Quieres más información?

Escribe tus datos y nos pondremos en contacto contigo
* Campos obligatorios

Acepto recibir contenidos y novedades

He leído y acepto las Condiciones de Uso y Política de privacidad de esta página web

Enviar
gracias
Hola
¡Gracias por tu interés!
Estamos deseando enseñarte que podemos hacer para tu marca.
Nos comunicaremos con usted por correo electrónico o por teléfono tan pronto como sea posible.

BrandCenter Aggylon Team
ok!
LinkedIn Youtube Twitter
logo-aggylon

© Copyright BrandCenter® - All rights reserved

close
Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. Más información. Aceptar